domingo, abril 23, 2006

Formalismos

El próximo fin de semana estaremos celebrando en Paraná el casamiento de mi hermano Facundo con Mariana. Obviamente, es el acontecimiento familiar que acapara la atención en estos tiempos, aunque Marisa y yo no somos muy afectos a este tipo de rituales.

De todos modos, nuestro pasado nos condena, pues en octubre de 2001 formalizamos nuestra familia ante la Ley, cumpliendo con el requerimiento de firmar algunos papeles que nos pusieron delante. En eso quedó todo, porque después de eso mis padres, Facundo, los padres y hermana de Marisa, y algunos pocos amigos nos reunimos para tomar algunos tragos y probar algunos bocados.

La idea era simplemente ir a firmar, volver y seguir la vida habitual. Pero se complicó debido a la filtración de información demasiado prematura, lo que permitió que pudiesen llegar los que estuvieron presentes. Toda la operación se concretó en menos de una semana, pero familiares y amigos fueron de rápidos reflejos y la capacidad de reacción fue asombrosa.

De todos modos, no fue tan grave, y el recuerdo de aquel día siempre resulta grato.

En la foto aparecemos en el preciso instante en que escribimos en un papel. Marisa, Flor (no alcanza a notarse pero estaba aún dentro de Marisa), yo, mi viejo un poco más atrás y hacia el fondo Javier Quagliano.

Sin dudas, el próximo evento será también un acontecimiento memorable.

1 Comments:

Blogger DreamTheater said...

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

no permitas ese casamiento!!!!!!!

dos "Mari"'s en la familia es una invitación al día del juicio final!!!

Imaginate cuando e un asado digan:

"Mari, pasame la tricolor" y ambas se den vuelta para alcanzar la ensaladera?!?!?!

3:36 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home