lunes, agosto 21, 2006

Dos años

Hoy es el segundo aniversario del fallecimiento de mi padre.

Pienso en él casi todos los días, pero fechas como éstas ponen miles de recuerdos en primer plano.

Por supuesto, todavía hoy esos recuerdos producen una angustia que el paso del tiempo apenas ha aliviado. Sin embargo, es difícil que pese al dolor de su ausencia, esos recuerdos no produzcan inexorablemente alguna sonrisa.

Es que mi viejo, como pocas personas que he conocido, ha sido alguien que celebraba la vida en cada momento de su vida. Era inevitable que en todo momento su actitud fuese buscar el humor, incluso en las situaciones en que no correspondía en absoluto. Pero ésa era su forma de afrontar la vida, y superar todas las dificultades que encontró a la largo de ella.

De todas las lecciones de vida que me ha dejado, encarar la adversidad con buen humor y optimismo tal vez sea la más importante.

2 Comments:

Blogger Danilo said...

Un muy fuerte y grande abrazo. Danilo.

1:15 p.m.  
Blogger Manux said...

Gracias Dani. Lástima que no se concretó la cena. Ojalá en la próxima...

1:21 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home